Dirán que fue la noche

Teatro poético musical
Música original compuesta para canto y piano.

Basada en poesías de diferentes autoras rioplatenses:
Alejandra Pizarnik, Silvina Ocampo, Susana Thénon, Alfonsina Storni,
Ivonne Bordelois; Marosa Di Giorgio y Juana de Ibarbouru.

Actriz / Cantante: Malala González
Pianista: Gustavo Twardy
Música original: Gustavo Twardy
Puesta en Escena y Dirección: Alfredo Martín


Funciones: Domingos 18hs.
La Scala de San Telmo - Pasaje Giuffra 371
Bono contribución: $ 60 (Descuentos estudiantes y jubilados: $40)
Reservas / Bar: 4362-1187

IVONNE BORDELOIS, POETA
Una propuesta audaz por dos razones: la de presentar textos poéticos acompañados por una música inesperada dentro del canon de los recitales acostumbrados, y por la decisión de encadenar poemas provenientes de estilos y tradiciones poéticas muy diferentes –con el resultado de una original contaminación de estos textos entre sí. Estos dos riesgos se superan con indiscutible soltura, gracias a la presencia reveladora de una actriz y cantante de gran potencial expresivo, cuya gracia y ductilidad no decae en ningún momento a lo largo de toda su actuación. Un espectáculo distinto, con recursos novedosos y una visión refrescante de las posibles confluencias de teatro y poesía, llevado a cabo por un pequeño equipo tan entusiasta como competente.


MARÍA INÉS SENABRE, ESPECTACULOSALAMOD.WORDPRESS.COM
http://espectaculosalamod.wordpress.com/boletines-criticas-etc/diran-que-fue-la-noche-abril-2013/
Es un musical lírico, que tiene una muy buena puesta. La manera en la que se manejó el desplazamiento de la actriz, la escenografía, y las ideas son excelentes.
Uno de los directores que admiro, Alfredo Martín, es el responsable de armar esta cajita de música y dar esa marcación justa que asegura el paso de la actriz y mantiene la atención del público expectante.


GUSTAVO ROSATTO, HTTP://THEPOISONMAG.COM/
http://thepoisonmag.com/2013/04/19/diran-que-fue-la-noche/

Esta pieza se haya en la frontera entre el teatro y la música, entre la obra y el recital, ya que Malala González, quien interpreta a la protagonista, nos canta y nos cuenta sus sentimientos con una voz armónica y destacada.
Una propuesta amena e interesante, para entrar en contacto con los poemas de estas notables artistas con un enfoque original y con una destacada calidad musical.

ALFRED HOPKINS, JAQUEMATEPRESS.BLOGIA.COM
Es una experiencia teatral innovadora, ya que resalta la belleza de la palabra, la organicidad del cuerpo de la actriz, la música original y vestuarios de gran variedad que Malala va incorporando en la medida que avanza entre una poesía y otra.

ROBERTO HERNÀNDEZ, ESOQUELLAMAMOSTEATRO.BLOGSPOT.COM.AR/

Alfredo Martín cuenta con valiosísimos aliados en esta travesía. La música en vivo de Gustavo Twardy, que desde su piano, como un ángel titiritero, conduce a esa protagonista insomne, es mucho más que un acompañamiento encantador; Twardy construye como compositor e intérprete, el andamiaje musical necesario para que Malala González despliegue todo su caudal vocal e interpretativo. Malala González demuestra una capacidad actoral que le permite interpretar, tanto el humor y la ironía en poemas de Susana Thénon, como el dolor y la soledad de Alejandra Pizarnik, al tiempo que canta en registro de mezzosoprano, con un nivel excepcional.

AZUCENA JOFFE y MARÍA DE LOS ÁNGELES SANZ
http://lunateatral.blogspot.com.ar/2013/05/diran-que-fue-la-noche-por-malala_28.html


Una actriz, Malala González que además canta muy bien; nos lleva de la mano de la poesía a recuperar una imagen femenina, que construye en el intervalo que la lleve al día siguiente, una historia de amor con variaciones; pero no lo hace sola sino con la compañía de la música que compuso para la puesta Gustavo Twardy, síntesis perfecta entre el sonido y la voz, entre las notas musicales y las palabras. Las palabras que se tejen en armonía exacta y que nos atraviesan en un rumor de sensaciones junto a la plasticidad del cuerpo de la actriz Una labor escénica cuidada bajo la dirección de Alfredo Martín, quien también se encarga de la Iluminación junto a Alejandro Alonso, artífice por otra parte de la funcionalidad y sutileza de la escenografía.

MARÍA INÉS SENABRE, ESPECTACULOSALAMOD.WORDPRESS.COM
http://espectaculosalamod.wordpress.com/boletines-criticas-etc/diran-que-fue-la-noche-abril-2013/
Malala González se mueve divinamente en ese mundo entre sábanas desabillés y camisones…. se sirve un té, canta… poemas.
Es un musical lírico, que tiene una muy buena puesta. La manera en la que se manejó el desplazamiento de la actriz, la escenografía, y las ideas son excelentes.
Uno de los directores que admiro, Alfredo Martín, es el responsable de armar esta cajita de música y dar esa marcación justa que asegura el paso de la actriz y mantiene la atención del público expectante.

NOTA EN PAGINA 12, por POLI SABATES
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-28627-2013-05-12.html

Reina Bibiana, www.criticateatral.com.ar

http://www.criticateatral.com.ar/index.php?ver=ver_critica.php&ids=1&idn=3427

Y aquí nos encontramos con una actriz-cantante que se divierte y juega en el escenario, y eso se ve en cada texto que interpreta, transitando un amplio abanico de registros y portando una buena cantidad de recursos.

Más allá del delicado trabajo de Malala González, el punto máximo para destacar en este espectáculo es sin dudas la labor del compositor Gustavo Twardy, quien reinventó con sus arreglos musicales cada poema. Lo destacable es que los mismos convertidos en canción nunca abandonan la esencia del texto porque la exquisita música realza la importancia de cada palabra.

La dirección de Alfredo Martín se vislumbra en cada decisión en lo que hace a la integridad de la propuesta. Lo valioso de su trabajo es, aunque parezca una contradicción, en lo casi silencioso de su rol a la hora del resultado final.

Nota a MALALA GONZÀLEZ, por DANIEL GAGUINE / CALEIDOSCOPIO DE LUCY
http://elcaleidoscopiodelucy.blogspot.com.ar/2013/05/malala-gonzalez-me-siento-comoda.html

VERÓNICA ESCALANTE, WWW.LEEDOR.COM
http://www.leedor.com/contenidos/teatro/diran-que-fue-la-noche

La melancolía, el desencanto, el deseo, la esperanza, la tristeza, la ironía, la risa, la alegría de vivir están ahí para ser dichos y cantados por la virtuosa Malala González (a quien también se puede ver y disfrutar en Después del aire) que deambula, etérea y encantadora, por diferentes climas y sensaciones variadas. Hay que dejarse llevar para que la música y la poesía nos transporten a otros cielos, a otro nivel de percepción, a otro goce de la palabra.


Daniel Gaguine, elcaleidoscopiodelucy.blogspot.com.ar

http://elcaleidoscopiodelucy.blogspot.com.ar/2013/05/diran-que-fue-la-noche-teatro.html

La exquisitez y delicadeza con que están convertidos los textos en (casi) canciones dan cuenta de la seriedad en la concepción de una puesta magnifica, encabezada por la dirección del gran Alfredo Martín.

Párrafo aparte para Gustavo Twardy, cerebro creador de la música que se escucha e interprete en vivo. Sus arreglos son de alto vuelo al tener que ponerle música a los textos y lograr un ensamble perfecto con la voz de la protagonista.

La sutileza y la emoción son los pilares en los que se sostiene una puesta de gran valor poético. Malala González es la persona exacta para llevar a cabo tal faena, sorprendiendo con una voz estupenda, más allá de su reconocida sapiencia con actriz.

Silvia Sánchez Urite , silviauriteteatro.blogspot.com.ar


La noche, la soledad, la femineidad, el abandono. Malala González es la intérprete de estos desvaríos, canta las poesías, acompañada de un pianista con trazos delicados y fugaces.

Es preponderante la música, que refuerza las palabras de las grandes poetas que componen el texto de la obra.

FEDERICO IRAZÁBAL, REVISTA INROCKUPTIBLES

Dirán que fue la noche es un espectáculo pequeño en su estructura, porque sabe que tiene a su favor tres elementos que vuelven al resto algo absolutamente prescindible: buenos textos, una intérprete de lujo y una musicalización potente. Aclaremos: este espectáculo dirigido por Alfredo Martín no es simplemente un recital de poemas musicalizados. Hay una concepción escénica, un trabajo visual y una lógica espacial.

Susana Llahí, lunateatral.blogspot.com

Una excelente puesta que concreta el placer que produce la poesía cuando viene de la mano de dos grandes intérpretes que conjugan felizmente actuación y música.

 

La noche es un recorrido que se enciende sobre las paredes de una habitación.
Una mujer insomne cuenta ovejas mientras su cabeza vuela lejos y las teclas del piano tararean sus sueños. Se levanta y escribe, dibuja trazos de experiencias inciertas. Su presencia ligera se pasea: el mar, la montaña, la calle, la vida en un abanico. Su voz se transforma en un eco, la mano en un pincel, su cuerpo es una estación.
Sus piernas revolotean hacia el techo, interrogando su historia. Esta noche de silencio es imposible no saber que hay Dios. Ya es otra ahora, una amante, un pájaro en vuelo, una niña de trenzas múltiples y aún otra más.


Escenografía: Alejandro Alonso
Iluminación: Alejandro Alonso y Alfredo Martín
Vestuario: Ana Revello
Asesoramiento Artístico: Marcelo Bucossi

POESÌAS:

Silencio (Juana de Ibarbouru) Desde mi ventana (Juana de Ibarbouru)
Almas Jugosas (Alfonsina Storni)
En tu aniversario (Alejandra Pizarnik)
Nada (Alfonsina Storni)
Siempre salgo (Marosa di Giorgio)
A veces, en el trecho de huerta (Marosa di Giorgo)
Oración de gracias por un insomnio (Ivonne Bordelois)
El amor perseguido (Silvina Ocampo)
Exorcismos (Ivonne Bordelois)
Alguna vez (Alejandra Pizarnik)
Si muriera (Idea Vilariño)
Me he casado (Susana Thénon)
Murgatorio (Susana Thénon)
Que ángel te librara de la tristeza (Silvina Ocampo)


Volver